Make your own free website on Tripod.com

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

ALSINA. Abstract.

 

Esta es una recreación novelada de un viaje en un vapor de 11mil toneladas de bandera francesa, ALSINA, que zarpó de Marsella un 15 de enero de 1941, tras severos controles aduaneros y revisión de papeleo tanto por parte de la Gendarmería francesa como de la propia Gestapo, y pese a los intentos de detener su salida de la Embajada de España en París. El Mediterráneo estaba minado y  merodeaban submarinos alemanes e ingleses.

Alemania era dueña de Europa occidental y Francia se dividía entre la Francia libre y la ocupada, lo cual promovía el recelo británico. Los pasajeros de este barco constituían varias nacionalidades, en ese momento perseguidas: judíos (de Alemania, Bélgica, Holanda, Checoslovaquia, etc.), un grupo de republicanos españoles encabezados por el ex presidente de la 2º República Española, Niceto Alcalá Zamora (1931-36), y un tercer grupo, numeroso, de vascos con identidades políticas e intelectuales reconocidas en el campo nacionalista: Telesforo Monzón, Heliodoro  de la Torre, los escritores Bingen Ametzaga Aresti y Telllagorri, Francisco Basterretxea, la hermana del Lehendakari de los vascos, José Antonio de Agirre…iban acompañados de su familias, algunos niños de corta edad. Lo curioso de esta historia es que el barco, con destino a América, no puede cruzar el Atlantico, siéndole negado por Gran Bretaña el Navy Cert, y se detienen en Dakar 3 meses. Amotinada la tripulación del ALSINA, los pasajeros son llevados a campos de concentración al interior de Marruecos. Solamente en octubre de 1941 consiguen embarcar en un navío de bandera portuguesa, Quanza, para trasladarlos a América.

La autora, hija de Bingen Ametzaga y Mercedes Iribarren, va recreando en cada uno de los personajes, todos con nombre ficticio, el drama vivido en la Guerra Civil Española (1936-39) y los sucedidos de la incipiente Guerra Mundial. A no olvidar que Franco, el militar dictador en España, es aliado de Alemania, que lo ayudó en su levantamiento militar. La orden expresa del Gobierno Vasco, ante la invasión nazi, es que los vascos partieran sin demora a América, formándose instituciones que avalaban su entrada de en los países receptores. Los más generosos fueron Argentina, Venezuela y Santo Domingo.

Esta edición contiene además, el interesante prólogo del reconocido escultor Néstor Basterretxea, pasajero adolescente del ALSINA, los testimonios que la autora recabó de María Teresa Agirre, las grabaciones que dejó su madre, Mercedes Iribarren, las memorias de este viaje narradas por Niceto Alcala Zamora, publicadas en Buenos Aires. Se añade una bibliografía de soporte para los detalles históricos, y una lista de la Embajada de España donde se detallan los pasajeros todos del ALSINA.