Make your own free website on Tripod.com


La mujer que acompaño a Vicente de Ametzaga Aresti  

 

Ama y sus hijos.

Como yo lo viví, y así lo recuerdo, Ama se sentía orgullosa  de todos nosotros y nos prodigaba una justa relación de amor según cada quien lo podía necesitar.

Aquí debo resaltar un hito en la vida de Ama que fue nada menos que la alegría del reencuentro en Montevideo con su hija Mirentxu de nueve años de edad, tras siete años de dolorosa separación debido a las guerras. Ama, con mucho amor, la apoyó y ayudó a su adaptación a nuestra familia. Ambas pusieron mucho de su parte para superar esa etapa y considero que entre madre e hija lograron algo muy especial.  

Durante el período de dos años en el que a los hijos nos tocó vivir en Euskadi, Ama y Aita ciertamente no nos acompañaron y, quizás por la carencia de ese cariño maternal, Bingen y yo nos unimos mucho como hermanos. Hicimos una vida de total libertad, saliendo de excursiones al monte y en contacto con la naturaleza. Esto me marcó para toda la vida y aun hoy en día lo sigo haciendo.

Ama, en sus grabaciones, que son su diario de vida, habla de todos sus hijos y de lo orgullosa que se sentia, de cómo cada uno de nosotros, le correspondimos en nuestro actuar, en la vida de familia y en los pocos o muchas satisfacciones que le pudimos dar a nuestros Aitas, Mirentxu, con su decisión a los 9 años de edad, de vivir con los Aitas, Arantza con su acompañar y soporte a ellos a veces en momentos difíciles, Bingen graduandose de medico, cosa de la que Ama se sentia orgullosa, Lo que siempre todos quisimos es que Begoña estuviera presente, colocando la silla vacia en la mesa de las cena de las Navidades. Esa añoranza se cumplio en Diciembre del 2008, todos los hermanos pudimos estar juntos en una mesa de navidad, con Aita y Ama presentes, en nuestros recuerdos.  

Por mi parte, en la etapa de la viudez de Ama, puedo decir que nos unimos mucho, y ella me hablaba mucho de sus cosas, dentro de la sencillez y comodidad de una relación distendida que estuvo marcada por salidas, paseos y viajes, ya que nos acompañamos mucho en los años convivencia como único hijo soltero en el apartamento del edificio Friuli en Caracas.

El saber estar de Ama, tal como yo lo digo, era una compañía, siempre estable con opiniones y decisiones y consejos, nunca tuvimos ninguna riña, ni nada parecido.  

Intenté acompañarla lo mejor posible en su etapa de viudez en Caracas y en Pamplona y esta relación especial quizás ha facilitado mi decisión de hacerle este sencillo homenaje. Creo que es la mejor satisfacción que le puedo dar a Ama.

Ama en su dia a dia

Como hijo, es tan facil y tan dificil, hablar del Ama, que no sea claro, relatos de amor, comprension de una madre hacia sus hijos, ya bastante trillado el tema,  La vida del dia a dia, en forma de sencillos hechos, es lo que pueden mejor reflejar la personalidad y el actuar de Ama. 

El acompañar a Aita en silencio a su lado en la biblioteca, haciendo labores, es una de las imagenes que tengo presente, Por eso, los libros y escritos de Aita tienen ese silencio y ese calor de compañia.

Ama cosia vestidos a las hermanas cuando pequeñas, y en la foto en que estamos todos en Montevideo, en los dias de la despedida a Uruguay, Mirentxu y Arantza estan con vestidos confeccionados por Ama.   

Desde las tareas, de coser, cocinar, tambien tapizaba los muebles, con martillo y tachuelas, que cosa curiosa me pedia que le acompañase a ferreterias que a ella le gustaba.

Comparti con ella el gusto por salir de compras, e ir a casa de Americanos, en mi caso, hicimos bastantes compras para equipar el pequeño apartamento del Edificio Friuli, apartamento de soltero que yo tenia, y que compartiamos en las temporadas que ella vivio en Caracas en su etapa de viudez.

Ella sabia manejar las situaciones de dificultades, normales en toda familia,  como malas notas de colegio, y cosas parecidas, propias de todo joven en epoca de desarrollo, y de rebeldia, Lo manejaba y resolvia todo para que Aita no se enterara, eso fueron todos los grandes problemas que como hijos les dimos a ellos, simplemente porque nos dieron amor y confiaban en nosotros, nosotros correpondiamos dentro de nuestro mundo de jovenes, con inquietudes propias de la edad.

Ella escondia a Aita el hecho de que yo saliera a pasear en moto, cosa que me gustaba, y aun hoy lo hago, yo guardaba la moto en un closet de lenceria que tenia el Apartamento en el piso 6, Aita nunca se entero.

Ama en su forma de ser, tendia a guardarse las cosas que fueran desagradables para otros, por esa forma de ser, ayudaba esto, a una armoniosa relacion, entre todos en la familia.

Ama destacaba la importancia a traves de determinadas celebraciones como la Navidad, la union de todos nosotros, ella se esmeraba mucho en la preparacion de platos que sabia nos gustaba a todos, Aita y todos nosotros teniamos buen apetito, asi como se esmeraba en la  presentacion de la mesa de navidad

En nuestros cumpleaños acompañaba a Aita a despertarnos con ruido de cacerolas, en las mañanas de nuestros cumpleaños, rito este creo inventado por Aita.

De las cosa sencillas y alegres por el buen sentido del humor, era lo que prevalecia en todos nosotros, a Ama se le iluminaba el corazon y a todos nosotros,  por esas manera sencilla,  mas no significa ser simple, de llevar la vida en famila, a pesar de dificultades economicas u ocasionales situaciones dificiles  

Ama llevaba la administracion de la casa, buscaba los apartamentos adecuados, las compras, las ropas, los muebles, decoraba la casa, escogiendo los muebles, en fin, era la cabeza rectora y ejecutora del dia a dia del hogar,    

Porque el narrar de las cosas mas sencillas, pude ser lo mas difícil, y la pluma no me acompaña.

               Continua en pagina siguiente

La mujer que acompaño a Vicente de Ametzaga Aresti-2 - La mujer que acompaño a Vicente de Ametzaga Aresti-3

I) Vida de Mercedes Iribarren de Ametzaga -Gure Ama - Tributo a nuestra Ama, por Mirentxu Ametzaga 

 

I.1 Vida de Mercedes Iribarren de Ametzaga -Gure Ama

I.2  Life of Mercedes Iribarren de Ametzaga - Our Mother

II) La mujer que acompaño a Vicente de Ametzaga Aresti - por Xabier I. Ametzaga

 

II.1 La mujer que acompaño a Vicente de Ametzaga Aresti

III) Mis manos quieren hablar - mi poema a mi Ama - por Xabier I. Ametzaga

 

III.1 Mis manos quieren hablar - mi poema a mi Ama

IV) Publicaciones en Internet relacionadas 

 

IV.1 Sitio en Internet que lleva el nombre de Vicente de Ametzaga Aresti

IV.2 Los tres Barcos que llevaron a Ama y Aita

IV.3 Travesia

IV.4 Reunion familiar Amezagaeguberriak

IV. 5 Antecedentes

IV. 6 Publicacion en Internet de toda la obra de Aita - la que ella ordeno y recopilo

IV. 7 Publicaciones Xamezaga Editor Internet

 
Sitio en Internet en homenaje a Mercedes Iribarren de Ametzaga.
http://mercedesiribarrengorostegui.blogspot.com
Creacion, Edicion y contacto: Xabier Iñaki Ametzaga Iribarren
e-mail: xabieramezaga@gmail.com
Blog Xabier Amezaga Iribarren: http://xabieramezaga.blogspot.com
Editorial Xamezaga